Principales riesgos asociados con las criptomonedas

Sabes que estamos en lo más alto del ciclo de las criptomonedas cuando comparan los picos de estas monedas con el precio de un Lamborghini. Pero no te dejes llevar por completo, puede traer muchos beneficios, pero existen una serie de riesgos que alteran la estabilidad de este mercado.

Aun teniendo inestabilidad, las criptomonedas llegaron para quedarse y el aumento de su uso e inversionistas pueden confirmar esta información. Saber cómo funcionan las criptomonedas te ayudará a evitar los riesgos en mayor medida; además, te ayudará a proteger tus inversiones. Si no te sientes atraído por las criptomonedas, también existen otras opciones como Taxcorporation, donde el dinero también es digital con sistemas de pago seguros y es posible transferir a cuentas bancarias. 

¿Qué es una criptomoneda?

También se conoce como moneda virtual y no es más que dinero digital. Es decir, no existe de forma física, solo de forma online. La principal diferencia de este tipo de transferencias es que no existen intermediarios como entidades bancarias. Cada día surgen nuevos tipos de monedas, pero las más conocidas y estables hasta el momento son Bitcoin y Ether.

Bitcoin fue creada en 2009 y es la más antigua de todas; sin embargo, en el mercado existen otras 1000 que surgieron para intentar tumbar las ganancias de Bitcoin y Ether. Adicionalmente, Bitcoin y Ether no solo se utilizan para comprar y vender artículos, sino que también para hacer inversiones especulativas y por ello la volatilidad de las mismas, lo que termina generando los principales riesgos.

¿Cuáles son los principales riesgos de las criptomonedas?

Los riesgos de manejar criptomonedas están relacionados principalmente con su volatilidad. Estos riesgos son bastante altos y por eso es importante que los entiendas antes de comenzar a utilizarlas. 

Sin respaldo gubernamental

Aquí existe una diferencia que puede ser negativa para algunos. Ningún gobierno respalda las criptomonedas y mucho menos de la misma forma que lo hacen con los bancos. Lo que se traduce en una menor protección del dinero que se encuentra en línea, frente al que se encuentra depositado en un banco. 

En caso de que exista algún problema con tu compañía de criptos, como que dejó de trabajar o fue hackeada, el gobierno no podrá hacer nada, pues no avalan su uso ni tampoco protegen sus activos. 

Riesgos de seguridad

Casi ninguna empresa puede librarse de los ataques cibernéticos y el mercado del blockchain no está exento. Desde su aparición han ocurrido varios ataques que, incluso, han provocado la caída inmediata de los precios. Aunque la idea de que sea una moneda digital es que se mantenga descentralizada, los “grupos de minería” pueden lograr que esto se evite, ya que pueden llegar a controlar toda una red sin son bastante grandes.

Estafas

La gente muy bien sabe que las criptomonedas son para generar dinero, pero esto junto con el conocimiento de las demás personas que cada día aprenden más sobre el mercado, se ha prestado para estafas, donde la gente “invierte” dinero en supuestas “compañías” para ganar más y ese dinero nunca es retornado. Aquí hay que prestar especial atención, ya que muchas personas pueden prometer ganancias altas de dinero como oportunidades únicas, que lo único que buscan es quedarse con tu inversión.